Venezuela: Crisis educativa, 700.000 estudiantes dejaron la escuela y cerraron 1.275 colegios

Venezuela: Crisis educativa, 700.000 estudiantes dejaron la escuela y cerraron 1.275 colegios

POR INFOBAE 20-02-2020 I El “milagro educativo” del que Hugo Chávez hizo alarde, y que, según Nicolás Maduro, forma parte de su legado, comienza a desaparecer a a medida que avanza la crisis del país. Después de cinco años sin cifras sobre el sistema escolar, el Instituto Nacional de Estadística (INE) hizo una actualización en la que indica que 683.283 estudiantes dejaron la escuela en Venezuela los años 2012 a 2017.

De una matrícula escolar total de 7.878.538 pasó a 7.195.335. “El INE lo que hizo fue consolidar un hecho. Desde 2007 comienza un proceso de disminución de la inscripción de niños y adolescentes en el sistema escolar”, señala Luis Bravo, profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela.

Puede interesarte: OPOSICIÓN AVANZA EN SU CONSOLIDACIÓN PARA RECUPERAR LA DEMOCRACIA EN NICARAGUA

Bravo explica que estos casi 700.000 jóvenes pueden ser la sumatoria de abandono escolar, deserción, migración. En 2006, indica Bravo, por cada 100 personas en edad escolar, 51 estaban inscritos en el sistema educativo. Hoy, por cada 100, apenas 32 reciben formación.

“Es un proceso de regresión de la matrícula estudiantil hacia la baja”, menciona Bravo. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que 2,2 millones de niños requieren acceso a la educación. El año pasado en un comunicado el organismo internacional señaló: “El deterioro de la situación dentro de Venezuela ha dejado hasta ahora un millón de niños sin escolarizar”.

Para Bravo desde 2007 comenzó a crecer la exclusión escolar. “Hay muy poco para decir que hay un milagro educativo. Todo lo contrario, hay es una depresión en curso del sistema de inclusión escolar”, enfatizó.

Sin embargo, para Maduro lo que hay es un “poderoso sistema educativo” con un “nivel de escolaridad por encima del 90%” gracias al legado de Chávez, dijo en abril de 2019.

Pero la Unicef también ha dicho que cada vez es más difícil que los estudiantes en Venezuela puedan asistir regularmente a la escuela. Las fallas en los servicios públicos, la falta de comida y transporte, dificultan la rutina escolar. De acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida, en Venezuela 28 % de los escolares no asisten a clases por falta de agua, 22 % por carencias de alimentos en el hogar y 13 % por esta misma razón en la escuela.

La crisis educativa también derivó en la pérdida de escuelas. El INE indicó que, desde 2016, han desaparecido 1.275 planteles educativos: 848 escuelas públicas y 427 privadas. De 30.687 planteles educativos que había en 2016, quedan 29.412. En abril del año pasado, Maduro expresó que “a pesar de la guerra económica, no se ha cerrado ni se cerrará jamás una escuela”.

. Después de cinco años sin cifras sobre el sistema escolar, el Instituto Nacional de Estadística (INE) hizo una actualización en la que indica que 683.283 estudiantes dejaron la escuela en Venezuela los años 2012 a 2017.

De una matrícula escolar total de 7.878.538 pasó a 7.195.335. “El INE lo que hizo fue consolidar un hecho. Desde 2007 comienza un proceso de disminución de la inscripción de niños y adolescentes en el sistema escolar”, señala Luis Bravo, profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela.

Bravo explica que estos casi 700.000 jóvenes pueden ser la sumatoria de abandono escolar, deserción, migración. En 2006, indica Bravo, por cada 100 personas en edad escolar, 51 estaban inscritos en el sistema educativo. Hoy, por cada 100, apenas 32 reciben formación.

“Es un proceso de regresión de la matrícula estudiantil hacia la baja”, menciona Bravo. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que 2,2 millones de niños requieren acceso a la educación. El año pasado en un comunicado el organismo internacional señaló: “El deterioro de la situación dentro de Venezuela ha dejado hasta ahora un millón de niños sin escolarizar”.

Para Bravo desde 2007 comenzó a crecer la exclusión escolar. “Hay muy poco para decir que hay un milagro educativo. Todo lo contrario, hay es una depresión en curso del sistema de inclusión escolar”, enfatizó.

Sin embargo, para Maduro lo que hay es un “poderoso sistema educativo” con un “nivel de escolaridad por encima del 90%” gracias al legado de Chávez, dijo en abril de 2019.

Pero la Unicef también ha dicho que cada vez es más difícil que los estudiantes en Venezuela puedan asistir regularmente a la escuela. Las fallas en los servicios públicos, la falta de comida y transporte, dificultan la rutina escolar. De acuerdo con la Encuesta de Condiciones de Vida, en Venezuela 28 % de los escolares no asisten a clases por falta de agua, 22 % por carencias de alimentos en el hogar y 13 % por esta misma razón en la escuela.

La crisis educativa también derivó en la pérdida de escuelas. El INE indicó que, desde 2016, han desaparecido 1.275 planteles educativos: 848 escuelas públicas y 427 privadas. De 30.687 planteles educativos que había en 2016, quedan 29.412. En abril del año pasado, Maduro expresó que “a pesar de la guerra económica, no se ha cerrado ni se cerrará jamás una escuela”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario