OPOSICIÓN CONTRA ORTEGA SE CONSOLIDA

OPOSICIÓN CONTRA ORTEGA SE CONSOLIDA/IMAGEN :GOOGLE

MANAGUA 25.06.2020 (EFE) Cuatro partidos políticos y tres movimientos civiles opositores de Nicaragua firmaron este jueves los estatutos que regirán la Coalición Nacional, llamada a ser la gran fuerza política que enfrente al presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, en las próximas elecciones, lo cual representa un avance de la oposición contra Ortega para consolidar un solo bloque que pueda hacerle frente en las próximas elecciones.

La firma de los estatutos se da luego de cuatro meses de discusiones desde la creación de la Coalición Nacional, y tras dos años de intentos infructuosos de adelantar las elecciones de 2021, con el objetivo de sacar a Ortega del poder, tras un estallido social que dejó cientos de muertos, detenidos, miles de heridos, y decenas de miles en el exilio.

TE PUEDE INTERESAR: Movimiento campesino se separa de Alianza Opositora en Nicaragua

“Hoy presentamos el compromiso de la Coalición Nacional para trabajar unidos con el propósito construir una nueva Nicaragua, basada en una visión compartida de nación, con principios y valores éticos, que comprometen a sus miembros a deponer intereses particulares y trabajar por un país con libertades, justicia, seguridad, prosperidad y en democracia”, señaló la opositora Anexa Alfred, en el anuncio de la firma.

La firma fue plasmada por representantes de las iniciativas civiles Unidad Nacional Azul y Blanco, Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, el Movimiento Campesino, así como los partidos Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN), Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Partido de Restauración Democrática (PRD), y el partido indígena Yatama (“Hijos de la madre tierra” en lengua miskita), todos grupos de oposición contra Ortega .

COMO EN 1990

Cada representante coincidió en que Ortega, al que llamaron “dictador”, debe salir del poder por la vía pacífica, en elecciones “libres, justas, observadas y transparentes”, no sin que antes sean liberados cerca de 90 “presos políticos” que siguen convictos, y se restablezcan las libertades constitucionales.

También que se garantice el respeto de los derechos humanos, el retorno seguro de más de 100.000 exiliados, y reformas electorales “profundas”.

“En 1990 estábamos en una situación similar, con el mismo dictador que tenemos ahora. A base de mucha sangre se logró que hubieran elecciones libres y transparentes. Hoy, la Coalición Nacional es la única alternativa que tenemos los nicaragüenses para hacer el camino de la lucha cívica”, dijo el presidente de la FDN y exdirigente de la “Contra”, Luis Fley, en referencia a la primera ocasión en que los nicaragüenses bajaron del poder a Ortega.

“Estamos convocados para plantar la semilla de la libertad, la que anhela la inmensa mayoría del pueblo nicaragüense, que ya está harto de esta tiranía, de esta pandemia del maltrato, de la violación de sus derechos, del sufrimiento de las madres, hartos de esta dictadura cruel”, dijo Juan Sebastián Chamorro, representante de la Alianza Cívica, única organización opositora que mostró dudas antes de firmar los estatutos.

Quienes no dudaron en ausentarse fueron los representantes del sector estudiantil, quienes reclaman un mayor protagonismo en la Coalición. El representante del Movimiento Campesino, Medardo Mairena, invitó a los jóvenes a sumarse al proyecto, considerados también fuertes grupos de oposición contra Ortega para consolidar un solo bloque que pueda hacerle frente en las próximas elecciones

PUEDES LEER: Los nicaragüenses quieren un cambio sin Ortega

ESTATUTOS CONTRA CAUDILLOS

Los estatutos de la Coalición Nacional otorgan sillas en el Comité Nacional a cada organización integrante, en cargos que serán rotativos, siempre que los delegados respeten los intereses del sector al que representan para eliminar “el caudillismo y la reelección”.

Asimismo, crean condiciones para que sean respetados los derechos humanos y la Constitución de Nicaragua, de tal manera que ninguna persona permanezca en el poder más tiempo del que le corresponde, y evitar manipulaciones desde la oposición.

Los opositores recordaron que la pobreza de Nicaragua se debe a que una sola persona, en este caso Ortega, ha dominado el país en los últimos 40 años, primero como coordinador de una Junta de Gobierno (1979-1985), luego como presidente (1985-1990), después como líder de la oposición (1990-2006), y otra vez como mandatario a partir de 2007.

“Tenemos que unirnos, en Nicaragua no tenemos presidente, lo vemos en este momento por cómo la pandemia de coronavirus ha estado matando al pueblo y él no aparece”, señaló Mairena. EFE

Entradas relacionadas

Deja tu comentario