SEMINARISTA CON CÁNCER TERMINAL ESCRIBE A LA MUJER CON EL MISMO MAL QUE PLANEA SUICIDARSE

PhilipJohnson_DioceseOfRaleigh

Noticiero Enfoque (Redaccion/cables) EEUU 30 Oct. 14 Phillip Johnson un seminarista de 30 años, que espera ordenarse diacono en enero del 2015 y que fue diagnosticado con cáncer cerebral de grado III, conocido como astrocitoma anaplásico, hace seis años, cuando servía como oficial de la marina estadounidense en el Golfo Pérsico envio un mensaje a Britatany Maynard una mujer que padece la misma enfermedad y que anuncio se sometera al suicido asistido este proximo 1 de noviembre, donde le asegura estar consiente que ira perdiendo sus funciones corporales y que las facultades mentales iran desapareciendo pero que  “salvo una recuperacion milagrosa (su vida) continuará significando algo ,mucho después de que esté paralizado en una cama de hospital”. “Mi familia y amigos me aman por quien soy, no solo por los rasgos de personalidad que lentamente se irán si este tumor avanza y toma mi vida”.

Johnson reconoce la tentación de Maynard de acabar con su vida “en sus propios términos”. Él admitió que a veces deseó que el cáncer acabara con su vida rápidamente para terminar el sufrimiento, y que esperaba ser curado del cáncer por un milagro.El haber recibido este tiempo adicional para vivir ha probado ahora ser un milagro en sí mismo, dijo Johnson. De hecho, ha “experimentado incontables milagros” a través de su enfermedad ya que en su preparacion sacerdotal ha sido capaz de servir a personas con enfermedades terminales aprendiendo que”el sufrimiento y el dolor de corazón que es parte de la condición humana no tiene que ser desperdiciado e interrumpido por miedo o buscando control en una situación aparentemente incontrolable”. “Quizás este es el milagro más importante para mí”.

Johnson dijo que al acabar su vida prematuramente, Maynard se perderá los “momentos más íntimos de su vida” a cambio de una opción más rápida “que se enfoca más en sí misma que en cualquier otro”. En su propia experiencia, el seminarista ha soportado tristeza, pero también ha experimentado periodos de “gran alegría”.

“Aún me pongo triste. Aún lloro. Aún le ruego a Dios que me muestre Su voluntad a través de todo este sufrimiento y me permita ser Su sacerdote si es Su voluntad, pero sé que no estoy solo en mi sufrimiento”, indico que continuaraa orando por Maynard en su enfermedad, para que ella “entienda el amor que todos tenemos por ella antes de que acabe con su propia vida”.  Si ella deja de lado la idea de suicidarse y escoge luchar contra la enfermedad, ella sería “un ejemplo increíble e inspiración para otros incontables en su situación”. “Ella ciertamente sería una inspiración para mí mientras continúo la lucha contra mi propio cáncer” destaca Johnson.

Comparte nuestras noticias..Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Entradas relacionadas

Deja tu comentario


*