EEUU:  Entra en vigencia nuevo proceso para solicitar asilo, migrantes tendrán que  demostrar en la frontera “miedo creíble”

EEUU:  Entra en vigencia nuevo proceso para solicitar asilo, migrantes tendrán que  demostrar en la frontera “miedo creíble”

Además de evaluar la documentación que el migrante presente, el oficial deberá entrevistar a la persona dentro de los primeros 30 días después de la presentación del caso. Luego los oficiales tienen 60 días más para tomar una decisión sobre el pedido de asilo

EEUU 31.05.2022 (AGENCIAS)  De ahora en adelante los migrantes que lleguen a la frontera de EEUU tienen que demostrar “miedo creíble” . Los funcionarios de Seguridad Nacional y de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) considerarán las solicitudes de asilo de las personas “sujetas a deportación acelerada que establecen un temor de persecución o tortura durante su evaluación de temor creíble requerida”, señala una hoja informativa publicada por DHS.

Además de evaluar la documentación que el migrante presente, el oficial deberá entrevistar a la persona dentro de los primeros 30 días después de la presentación del caso. Luego los oficiales tienen 60 días más para tomar una decisión sobre el pedido de asilo. Si se lo conceden, la persona puede vivir legalmente en los Estados Unidos y al año solicitar una residencia permanente (la famosa Green Card).

TE PUEDE INTERESAR: MÉXICO:  Mueren seis migrantes centroamericanos al precipitarse a un barranco el bus en que viajaban

Este cambio en el procedimiento está pensado para que el proceso sea más rápido. Desde la pandemia, con la consecuente falta de personal en todos los ámbitos, los procesos migratorios -incluido el proceso de asilo- se extendieron en tiempo de manera exorbitante.

Miles de inmigrantes se arriesgan diariamente a cruzar el peligroso Rio Bravo en busca de una vida mejor en Estados Unidos

Inclusive, la nueva medida pone un plazo para la resolución de los casos. Los agentes de inmigración tienen 90 días para tomar una determinación. En el pasado, al no haber plazos, podrían tomarse años para darle una respuesta al migrante.

“A través de esta norma, estamos construyendo un sistema de asilo más funcional y sensato para garantizar que las personas que reúnen los requisitos reciban protección con mayor agilidad, mientras que las que no reúnen los requisitos serán expulsadas rápidamente”, decía a la prensa Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional a través de un comunicado.

En este sentido, Seguridad Nacional ha dispuesto dos lugares de retención de inmigrantes en Texas para el procesamiento de la Entrevista de Mérito de Asilo (AMI) por vía telefónica con un oficial, y en caso de ser aceptados, serán remitidos al Uscis.

Sin embargo, las referencias a Uscis para el asilo se restringirán a quienes indiquen su preferencia a residir en las siguientes ciudades: Boston, Los Ángeles, Miami, Nueva York, Newark o San Francisco.

Los migrantes que lleguen a la frontera de EEUU tendrán que demostrar “miedo creíble” de lo contrario estarán sujetos a deportación inmediata

Además, tras la determinación positiva, esa fecha de expedición constituirá la fecha de solicitud de asilo, y por tanto la entrevista de mérito para el asilo “se llevará a cabo no antes de los 21 días ni después de los 45 días después de la determinación positiva de temor creíble”.

En caso de que el juez de inmigración determine no elegible a la persona, la misma podrá ser expulsada en el acto.

El flujo de inmigrantes en situación irregular que llegan, principalmente, a la frontera sur de EEUU se ha elevado a registros históricos de las últimas dos décadas. En la actualidad el sistema de inmigración tiene 1,7 millones de casos pendientes, de los cuales un 40% corresponden a pedidos de asilo.

El pasado mes de abril la Patrulla Fronteriza anunció que había tenido al menos 234.088 encuentros con migrantes lo que significó un aumento del 5,8% respecto al mes anterior.

Carrera contra el reloj

Para Ana Ortega, estratega de abogacía para la protección de refugiados de Human Rights First, aseguró de que la regla tiene «cosas buenas y cosas malas».

Aplaude el hecho de que un oficial de asilo de Uscis sea el que realice la entrevista y establezca si el extranjero tiene un caso o no. Pero la mayor preocupación es el poco tiempo que tendrá el solicitante para exponer por primera vez su caso, lo que puede afectar el derecho al debido proceso.

«Estos solicitantes de asilo van a ser entrevistados poco tiempo después de ser detenidos, y creemos que no les va a dar tiempo para contactar y obtener una representación legal», advirtió Ortega, quien además agregó que a esto se suma que la mayoría de los solicitantes desconocen el procedimiento, y no tienen toda la información para exponer sus casos.

Ortega indicó que el panorama “no es muy alentador”, pues, quienes logren pasar la primera entrevista tendrán una “carrera contra el reloj” para la cual no están preparados.

Una rapidez peligrosa

Por su parte, Talia Inlender, subdirectora del Centro de Leyes y Políticas de Inmigración de la Facultad de Derecho de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), dijo a «que tiene miedo» sobre la aplicación de esta nueva regla porque están dando prioridad a la «rapidez y no a la justicia».

“Mi mayor preocupación es que pase lo mismo que con los expedientes acelerados”, ahondó, al tiempo que lamentó que “la realidad es que los casos de asilo son complicados. Muchas de estas personas no van a estar preparadas”.

Inlender se refirió a un procedimiento instituido en agosto pasado para acelerar las audiencias de solicitantes de asilo recién llegados al país que tiene al borde de la deportación a casi todos los peticionarios (99,1%) que ya completaron sus casos en Los Ángeles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *