Comunidad internacional rechaza resultados de Nicaragua

Comunidad internacional rechaza resultados de Nicaragua

Por ESTRATEGIAS Y NEGOCIOS 10.11.2021 El Gobierno de Costa Rica, país que acoge a miles de exiliados nicaragüenses, anunció este domingo que no reconoce el proceso electoral realizado en Nicaragua por la “ausencia de condiciones y garantías” requeridas en una democracia para acreditar las elecciones como transparentes, creíbles, independientes, libres, justas e inclusivas.

“El pronóstico de Nicaragua es reservado”, aseguró por su parte el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, quien enfatizó que “la postura de Ecuador, en términos generales, será siempre de respaldo a la democracia y a los principios de libertad. Ojalá que Nicaragua se encauce por ese camino”.

La ola internacional de rechazo a la situación política y el proceso electoral y el desconocimiento de los resultados de los comicios no son, sin embargo, motivo de preocupación para las autoridades nicaragüenses.

El ministro de Relaciones Exteriores, Denis Moncada, afirmó este domingo que el Gobierno de Daniel Ortega no teme al hecho de que la comunidad internacional desconozca las elecciones generales.

PUEDES LEER: EEUU: “Nicaragua es una dictadura”

“No vamos a intimidarnos con sus amenazas, con sus medidas unilaterales, con sus sanciones, con sus amenazas de desconocimiento de elecciones”, declaró el canciller Moncada en referencia a la comunidad internacional, principalmente a Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

La UE exigió a Ortega que “devuelva la soberanía de Nicaragua al pueblo” y anunció que está considerando “todos los instrumentos” a su “disposición para tomar medidas adicionales, incluidas aquellas que puedan ir más allá de las restricciones individuales”.

Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) habían condenado, antes de la celebración de los comicios, el arresto de siete precandidatos a la presidencia de la oposición, la eliminación de tres partidos políticos opositores, la derogación de la observación electoral y el establecimiento de leyes que restringían la participación en el proceso.

España también se ha sumado al grupo de países que critican abiertamente las elecciones en Nicaragua. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, declaró hoy que los comicios “no se pueden llamar elecciones”, porque “han sido una burla” y exigió la liberación de los opositores y periodistas detenidos en el país centroamericano.

Urgen impedir consolidar dictadura de Ortega

En una declaración suscrita por Fernando Henrique Cardoso, presidente de Brasil 1995-2003, Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica 2010-2014, Ricardo Lagos, presidente de Chile 2000-2006, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia 2010-2018, junto a Kevin Casas Zamora, Secretario General de IDEA Internacional desde 2019, pidieron ayudar a los nicaragüenses para elegir de manera libre a sus autoridades.

“Lo ocurrido es grave tanto para el futuro del pueblo nicaragüense como para el resto de América Latina, porque allí se aplicó rigurosamente el itinerario mediante el cual una democracia se convierte en autocracia. Estos comicios tuvieron lugar en un contexto de fuerte represión, con todos los espacios de oposición democráticos cerrados, carente de las garantías básicas de integridad electoral y sin la presencia de observadores internacionales confiables. El resultado fue el esperado: la reelección ilegítima de Daniel Ortega para un cuarto mandato consecutivo y su intención de perpetuarse de manera indefinida en el poder. Todo ello junto a la elección rigurosamente controlada de la vicepresidenta, los noventa miembros de la Asamblea Nacional y veinte diputados al Parlamento Centroamericano”, dice el texto.

Los exmandatarios recordaron la vigencia de la Carta Democrática que todo el hemisferio aprobó hace dos décadas para dar un cauce de legitimidad a la vigencia de la democracia en nuestra región. Por eso, subrayaron:

1. Solicitar la coordinación de las instituciones democráticas de Estados Unidos, Canadá, Europa y los países latinoamericanos, más los organismos internacionales que corresponda, para denunciar con firmeza el carácter antidemocrático de este acto electoral y llamar a desconocer sus resultados.

2. Hacer un llamado a todos los gobiernos de la región para que asuman la gravedad de estos hechos e instruyan a sus Cancilleres en colocar la situación de Nicaragua como tema prioritario en la próxima Asamblea General de la OEA, organizada por Guatemala de modo virtual entre el 10 y el 12 de noviembre, y se adopten allí todas las medidas pertinentes establecidas en el sistema interamericano.

3. Profundizar el aislamiento internacional del régimen, incluida la suspensión de Nicaragua de la OEA vía la aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana.

4. Exigir la inmediata liberación de todos los presos políticos, la plena vigencia de los derechos humanos, el cese del estado policial, el restablecimiento del orden constitucional y la urgente reapertura de un proceso de negociación para buscar una salida pacífica y electoral a la crisis.

5. Solicitar a los organismos de derechos humanos de las Naciones Unidas y de la OEA continuar monitoreando la situación de los derechos humanos en Nicaragua y elaborar informes periódicos para actualizar la evolución de los mismos.

6. Apoyar desde la comunidad internacional a los actores políticos nicaragüenses en los esfuerzos que les cabe hacer, para lograr un mínimo de convergencia y unidad de acción frente a un gobierno que ya no oculta su carácter dictatorial.

7. Suspender todos los programas o negociaciones en el seno de las instituciones financieras internacionales y regionales en tanto las condiciones mínimas de vigencia de la institucionalidad democrática no retornen a Nicaragua. Ello sin alterar los programas de asistencia humanitaria en favor de la población nicaragüense.

APOYO DE RUSIA Y VENEZUELA

En el lado opuesto, Rusia y Venezuela, aliados tradicionales de Ortega, salieron en defensa del presidente nicaragüense y elogiaron la forma en que se llevaron a cabo los comicios.

Las elecciones se han celebrado de forma “organizada” y han cumplido con la legislación local, afirmó hoy el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, quien agregó que la cita con las urnas se desarrolló en medio de “presiones sin precedentes” sobre las autoridades de Nicaragua y denunció que EEUU protagonizó una campaña para evitar el reconocimiento de los resultados.

En tanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, felicitó a Nicaragua por sus elecciones en “una jornada de paz” y destacó el “buen nivel” de participación en los comicios. “Buenas noticias llegan de Nicaragua, buen nivel de participación popular en las elecciones de hoy. El pueblo en paz participando en los centros de votación”, destacó Maduro, para quien “votar en Nicaragua, votar en Venezuela es dar un paso a la paz, a la estabilidad, al progreso, a la prosperidad de nuestros países”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *