¿Megaterremoto o erupción inminente? Todos miran al Cinturón de Fuego

(TOMADO DE EL CONFIDENCIAL) 18.02.2018  En lo que llevamos de 2018 se han registrado decenas de terremotos en distintos puntos del Cinturón de Fuego del Pacífico, lo que ha alertado a los sismólogos, que creen que es “un caldo de cultivo” y que es posible que sea el preludio de un gran terremoto o una gran erupción en una zona con una intensa actividad sísmica y volcánica. Y es que una situación parecida fue el preludio del gran terremoto que sufrió México el pasado mes de septiembre, que se saldó con más de 360 muertos.

Pero, ¿dónde? Con una extensión de 40.000 kilómetros, el Cinturón de Fuego recorre casi de punta a punta, y en forma de herradura, el Pacífico. Incluye a decenas de países, entre ellos casi toda Sudamérica -Chile, Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia…-, México, Estados Unidos, Canadá, islas de Rusia, Japón, Taiwán, Indonesia, Filipinas, Malasia, Singapur, Papúa Nueva Guinea, Tonga, Samoa y Nueva Zelanda.

El primer gran terremoto de año fue el pasado 23 de enero. El sismo, de magnitud 8,2, sacudió la isla de Kodiak, en Alaska, lo que provocó la activación de una alerta de tsunami en esa región del Pacífico, incluido Canadá y la costa oeste de Estados Unidos. No hubo víctimas y varios edificios quedaron dañados.

Atención a los volcanes

El Cinturón de Fuego tiene 452 volcanes y concentra más del 75% de los volcanes activos e inactivos del mundo. Precisamente uno de ellos, el Mayon, el más activo de Filipinas, entró en erupción en el mes de enero. Considerado uno de los volcanes más peligrosos del mundo, más de 60.000 personas fueron evacuadas después de escupir una columna de cenizas de más de cinco kilómetros de altura el 23 de enero, el mismo día del terremoto en Alaska. Pero fue 10 días antes, el 13 de enero, cuando el volcán comenzó a expulsar gases y cenizas llegando, incluso, a producirse tres erupciones en solo 24 horas.

También el 23 de enero entró en erupción el volcán Shirane, en el centro de Japón, lo que provocó un terremoto en la zona y una gran avalancha de nieve y rocas que mató a una persona e hirió a una veintena sepultando por completo una pista de esquí.

En lo que llevamos de 2018 se han registrado decenas de terremotos en distintos puntos del Cinturón de Fuego del Pacífico, lo que ha alertado a los sismólogos, que creen que es “un caldo de cultivo” y que es posible que sea el preludio de un gran terremoto o una gran erupción en una zona con una intensa actividad sísmica y volcánica. Y es que una situación parecida fue el preludio del gran terremoto que sufrió México el pasado mes de septiembre, que se saldó con más de 360 muertos.

Pero, ¿dónde? Con una extensión de 40.000 kilómetros, el Cinturón de Fuego recorre casi de punta a punta, y en forma de herradura, el Pacífico. Incluye a decenas de países, entre ellos casi toda Sudamérica -Chile, Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia…-, México, Estados Unidos, Canadá, islas de Rusia, Japón, Taiwán, Indonesia, Filipinas, Malasia, Singapur, Papúa Nueva Guinea, Tonga, Samoa y Nueva Zelanda.

CRECE TEMOR POR MEGATERREMOTO
CRECE TEMOR POR MEGATERREMOTO

El primer gran terremoto de año fue el pasado 23 de enero. El sismo, de magnitud 8,2, sacudió la isla de Kodiak, en Alaska, lo que provocó la activación de una alerta de tsunami en esa región del Pacífico, incluido Canadá y la costa oeste de Estados Unidos. No hubo víctimas y varios edificios quedaron dañados.

Y volvemos al 23 de enero. Ese día, un terremoto de seis grados de magnitud sacudió el suroeste de la isla indonesia de Java, la más poblada del archipiélago. No hubo que lamentar fallecidos y más de un centenar de viviendas fueron dañadas. Un día después, el 24, un terremoto de 6,2 grados se sintió en Aomori, al noroeste de Japón. No hubo víctimas. También se ha visto afectada Nueva Zelanda. El 26 de enero se registró en el centro de la isla un sismo de 5,1.

El siguiente terremoto en el Cinturón de Fuego ocurrió el 6 de febrero. Un sismo de 6,4 en la escala de Richter en Taiwán dejó al menos 9 muertos, más de 80 desaparecidos y 256 heridos. Además, esta semana una serie de temblores de entre 4,9 y 5,7 han sacudido la isla de Guam. Una situación parecida lleva varios días ocurriendo en Japón, donde se han sentido desde el 11 de febrero tres terremotos de magnitudes entre 4,5 y 5,5.

Pero, ¿dónde puede ocurrir?

Según los sismólogos, es muy complicado predecir dónde y cuándo se va a producir un gran terremoto. Varios de ellos creen que podría ocurrir en Nueva Zelanda, sin embargo, un reciente estudio publicado por la revista ‘Nature’ indica que lo que podría ocurrir sería una gran erupción de un volcán sumergido en las costas de Japón que podría provocar la muerte de 100 millones de personas y desatar lo que ya se conoce como “invierno volcánico”.

Dicho volcán sería el Kikai, ubicado al sur de la isla de Kyushu y bajo las aguas del mar de Japón, contiene 32 kilómetros cuadrados de magma y las distorsiones que se han registrado en las últimas semanas sugieren que podría entrar en erupción. Se alerta, además, de que la magnitud de la erupción podría provocar tsunamis que arrasarían el sur de Japón y las costas de China y llegar, incluso, hasta las costas de todo el continente americano, aunque con menos fuerza.

Comparte nuestras noticias..Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.