Iglesia católica de México festeja a su nuevo arzobispo

México. 06.02.2018  (AFP)  La Iglesia católica de México celebró este lunes la llegada de Carlos Aguiar como nuevo arzobispo primado del país, luego de que el papa Francisco aceptara en diciembre de 2017 la renuncia del controvertido cardenal Norberto Rivera, señalado de encubrir a sacerdotes acusados de pederastia.

Tras una ceremonia en la catedral de Ciudad de México, Aguiar, de 67 años, ofreció su primera misa como arzobispo primado en la Basílica de la Virgen de Guadalupe, portando una túnica y mitra blancas con un palio dorado.

“Hoy nos abruman situaciones que violentan la justicia y la paz, agresiones que denigran nuestra condición de hermanos y que fomentan una vida de confrontación, discriminación, de menosprecio a la dignidad humana”, comentó el religioso frente a miles de creyentes.

México vive una ola de violencia, siendo 2017 el año más sangriento en las últimas dos décadas con 25.339 asesinatos, muchos de ellos producto de las pugnas entre bandas del crimen organizado y operativos policíaco-militares para combatirles.

Esta violencia también ha tocado al ámbito religioso.

Los ataques contra miembros de la Iglesia católica en México han aumentado en los últimos años, sumando una veintena de sacerdotes asesinados desde 2013, según un recuento del Centro Católico Multimedial, que registra la violencia contra los clérigos.

Este mismo lunes, dos sacerdotes fueron asesinados en Guerrero y en mayo del año pasado un hombre apuñaló en plena misa a un sacerdote en la catedral de Ciudad de México, el templo más grande de América Latina y uno de los más visitados de la región.

El papa Francisco aceptó el 7 de diciembre la renuncia del cardenal de México Norberto Rivera y designó como sucesor al cardenal Carlos Aguiar en un tiempo inusualmente corto que, según expertos, revela las “profundas diferencias” entre el sumo pontífice y Rivera.

Rivera, de 75 años y quien solía desplazarse en automóviles blindados y custodiado por guardaespaldas, fue blanco de muchas críticas e incluso de una demanda judicial interpuesta en junio de 2017 por los exsacerdotes Alberto Athié y José Barba por presuntamente encubrir a 15 sacerdotes acusados de pederastia.

Aguiar, exarzobispo de Tlanepantla (estado de México, centro) y considerado entre los purpurados más cercanos a Francisco, es licenciado en Sagradas Escrituras en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma y se graduó en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Es obispo desde 1997 y presidió las conferencias episcopales de México de 2006 a 2012 y Latinoamericana (Celam) de 2011 a 2015.

Recibió el título de cardenal en 2016 y es miembro del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, así como de la Pontificia Comisión para América Latina.

Comparte nuestras noticias..Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.